La Colección de Instrumentos Musicales del Museo Fernández Blanco

La colección de instrumentos musicales del Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco reúne un importante número de piezas de enorme valor artístico e histórico. El grupo cuenta con instrumentos de cuerda frotada, cuerda punteada, viento y teclado. La inauguración de una sala de exhibición dedicada exclusivamente a los antiguos instrumentos de la familia del violín constituye un hecho de singular importancia. Se trata de un conjunto de piezas que, por su número y calidad, es único en Latinoamérica, y puede compararse favorablemente con importantísimas colecciones de instrumentos de algunos pocos museos en el mundo. En esta exhibición se presentan ejemplos de la luthería clásica italiana, ya que todos los instrumentos que se presentan fueron construidos en aquel país, salvo el caso de los manufacturados por Camillo Mandelli, gran luthier italiano que viviera en Buenos Aires durante las dos primeras décadas del siglo XX y que fuera el primero contratado por el Teatro Colón tras su inauguración en 1908. Italia ha mantenido su supremacía como nombre vinculado a la calidad y prestigio de los instrumentos de arco. Desde que los primeros violines conocidos fueron construidos por el gran Andrea Amati en Cremona en la segunda mitad del siglo XVI (c.1560), se hicieron tan populares que no tardaron en llegar allí encargos desde diversas ciudades y cortes de Europa. La familia Amati continuó la tradicion hasta la década de 1740, pero ya en el siglo XVII, el célebre Nicola Amati, nieto de Andrea, habia formado -o influído directamente- a un valioso grupo de artesanos, entre los que se encontraban Andrea Guarneri, Francesco Ruggieri, Giovanni Battista Rogeri y el celebírrimo Antonio Stradivari. Entre los miembros de la familia Guarneri, se destaco Bartolomeo Giuseppe (1698-1744), conocido como Guarneri del Gesé, uno de cuyos instrumentos, construido en 1732, es la “estrella” de la coleccion del MIFB. Puede decirse que la labor de Andrea Amati fue como una especie de Big Bang a partir del cual se construyeron como reflejo de un verdadero furor- instrumentos de la familia del violin, no solo en Italia sino también en otros paises donde los luthiers locales copiaron o imitaron los instrumentos que traian los músicos de sus viajes.